¿Ya conoces Dahlia Swimwear?

No uso una ropa de baño entera desde hace 10 años, desde que era una niña gordita que entraba a la pubertad. Cuando era pequeña, no usaba bikini porque sentía que no tenía otra opción por mi cuerpo redondito, pero después que pegué mi estirón a comienzos de la adolescencia solamente quería usar bikinis y más bikinis.

Ahora, con el paso de los años la moda a traído de vuelta el traje de baño de una sola pieza, presentándolo como otra opción más sensual porque al menos creo yo, marca el cuerpo y te deja mucho a la imaginación. Desde que volvieron estas mallas yo moría por usar una, sin embargo no encontraba una que destacara mi figura curvilínea. Encontraba que, como yo tenía caderas grandes y una cintura pequeña, la tela no se acoplaba a la circunferencia de mi cintura por lo que llegaban las tiras a mis hombros y parecía un tamalito, un pequeño rectángulo con una tela estampada encima. Ahí fue que perdí las esperanzas en este tipo de traje.

Peeero, no toda historia tiene un final triste…No no no. Hace poco conocí la marca de bikinis y trajes de baño Dahlia Swimwear, la cual me hizo volver a concebir el sueño de pasearme por las playas usando mi tan anhelado enterito de licra. Lo que me fascinó a primera prueba fue el corte ESPECTACULAR que tienen estas ropas de baño. Cogí la primera que vi, talla M decía…”Aaaasu, puuuchaa” decía dentro mío. Una ropa de baño y encima M, “Ya fue todo” pensé. Yo como soy muy caderona siempre he usado partes de abajo grandes. Sin embargo, cuando entré al camerino y me la probé y..me quedé MA-RA-VI-LLA-DA y con el autoestima por las nubes. Amé lo que veía ante el espejo, ERA MI CINTURA, siiiiii!!! Mi problema de toda la vida YA NO EXISTÍA! Era el fit ideal! Alt oque como estudiante de diseño de modas pensé “Wow, deben de ponerle muchísimo pensamiento y trabajo a los moldes y la confección de sus productos”. Realmente estaba feliz y sorprendida porque amé haber encontrado esta marca. Los modelos eran súper sexys y los estampados bellísimos, llenos de colores como me encantan y la licra era súper suave. Cualquiera podía notar el amor con el que había sido concebida esta marca y eso explica su gran éxito con todas sus clientas.

Traje de baño – DAHLIA SWIMWEAR